Fórmula 1

No lo quieren: por qué Checo Pérez complicó a Mercedes en la Fórmula 1

Con sus actuaciones, el mexicano se ganó la antipatía de la escudería alemana.
miércoles, 13 de octubre de 2021 · 14:15

Si bien Checo Pérez ha tenido un difícil proceso de adaptación a su nuevo equipo de la Fórmula 1, Red Bull Racing, durante la presente temporada se ha mostrado como un gran obstáculo para el principal rival. En la lucha de alguno de sus pilotos frente al mexicano, Mercedes ha perdidos puntos muy importantes de cara al campeonato.

Una gran muestra de ello tuvo lugar el pasado fin de semana, durante el Gran Premio de Turquía. Checo Pérez realizó una magnífica carrera en el Autódromo de Estambul, en donde logró terminar en la tercera colocación, solo por detrás de su compañero, Max Verstappen. El piloto mexicano logró aguantar los embistes de Lewis Hamilton a mitad de carrera y el inglés no pudo superarlo.

El corredor de Red Bull protagonizó uno de los momentos más emocionantes del domingo, cuando en la vuelta n.° 34, el inglés se lanzó contra él para superarlo y arrebatarle la cuarta posición. Cuando el sobrepaso parecía inevitable, el nacido en Guadalajara sacó a relucir un par de maniobras defensivas que le permitieron mantener su puesto y provocaron la ovación del público.

Pérez se ganó el respeto de todos en la Fórmula 1

Además, el nacido en Guadalajara, que ahora ocupa la quinta posición del campeonato, logró superar a la Ferrari de Charles Leclerc en la vuelta n.° 52: “Fue una carrera intensa. Desde atrás venía peleando con Lewis. Este es un tipo de carrera donde hay que tener paciencia y administrar los neumáticos de forma correcta. Es lindo hacer una buena maniobra ante un buen piloto”, había declarado luego de la competencia.

Otras veces que Checo Pérez amargó a Mercedes

Además de la ya mencionada en el GP de Turquía, hubo otras ocasiones donde Checo Pérez dejó con un sabor muy amargo al equipo Mercedes. La más recordada fue durante el Gran Premio de Azerbaiyán, cuando, luego de un relanzamiento en la última vuelta, el mexicano, que ganaría la carrera, y Lewis Hamilton, largaron en la primera fila. El inglés frenó en la primera curva para quedar primero, lo que le provocó un fuera de pista que lo dejó último.

Otra oportunidad fue en el GP de Francia, donde el Red Bull Racing llevó a cabo una gran estrategia que le permitió a su segundo piloto subir al podio. Una rápida entrada a boxes le dejó a Pérez un auto con mayor rendimiento que el de Valtteri Bottas, para que, de esta manera, pudiese superarlo en los últimos cinco giros y arrebatarle la tercera plaza.