TENIS

Lo esperan en otro deporte: se reconoció otro talento oculto de Rafael Nadal fuera del tenis

El tenista español fue recordado por un rival que quiere la revancha.
jueves, 14 de octubre de 2021 · 09:31

Ya con la temporada finalizada por la lesión que le impide pisar bien y competir al más alto nivel desde la temporada de arcilla, Rafael Nadal se centra en su recuperación con la esperanza de volver al circuito para el Abierto de Australia. Con el récord compartido de los veinte Grand Slam con Roger Federer y Novak Djokovic, dicho evento podría ser decisivo para poner fin a la discusión del mejor de todos los tiempos.

Claro que el tenista español y el suizo cuentan con una desventaja de edad frente al serbio y sus carreras parecen estar más cerca de su culminación. Sin embargo, Rafael Nadal ya tiene a dónde ir en caso de que deba colgar la raqueta en estos años, ya que es un buen practicante de golf. Lo que sí sorprende es que haya sido elogiado por el actual número uno del mundo, quien quiere un reencuentro con él.

Jon Rahm obtuvo su primer Grand Slam en el US Open

Estamos hablando de Jon Rahm, el más reciente campeón del US Open que, en su blog de la Federación Vasca de Golf, relató lo que vivió con el rey de la arcilla hace unos años. Fue cuando el golfista estaba en el segundo año de la Universidad Estatal de Arizona y se contactó con su compatriota para ver si podía trabajar con alguien de su equipo para perfeccionar su juego, motivo que fue la excusa perfecta para armar un partido amistoso.

El español siempre había sido un seguidor de Rafa y estaba ansioso por hablar de su libro, pero el manacorí no se sentía en un amistoso. Venció cómodamente al campo y a Rahm, quien reconoció que “le pega muy duro, juega muy bien y, sobre todo, es un gran competidor, que es importante”. Por ello, espera tener la oportunidad de volver a enfrentarlo nuevamente dentro de poco, aunque afirmó que irá por la victoria ahora que es un jugador más maduro.

La preocupante temporada de “La Fiera”

El inicio del 2021 no dio buenas sensaciones a Rafael Nadal, que ya comenzó con problemas en la espalda en la ATP Cup, previo al Abierto de Australia en el que se despidió en cuartos de final. No hubo más actividad para él hasta la arcilla, donde su temprana caída en Montecarlo ante Andrey Rublev encendió las alarmas.

Nadal comenzó el año como segundo del mundo y bajó a la sexta posición

Sin embargo, toda preocupación parecía esfumarse tras las coronaciones en el Conde de Godó (ATP 500 de Barcelona) y el Master 1000 de Roma, a pesar de su sorpresiva salida entre medio en la Caja Mágica de Madrid. Pero conforme avanzaron los partidos, se hicieron más evidentes los problemas en su pie, que lo condicionaron en las semifinales de Roland Garros y en el ATP 500 de Washington, su último torneo. En un año olímpico, Nadal no pudo viajar a Tokio, ni jugar Wimbledon, ni el US Open.