FÓRMULA 1

"Nuestro abogado tiene que investigar": Red Bull respaldó a Checo Pérez y Max Verstappen

El Gran Premio de Gran Bretaña presentó descalabros para el equipo austriaco.
miércoles, 21 de julio de 2021 · 19:52

El pasado Gran Premio de Gran Bretaña fue el punto más bajo en el rendimiento de Checo Pérez en su nuevo equipo y recibió dos sanciones. La escudería de la bebida energética solo sumó un punto gracias a la vuelta rápida del mexicano, pero Max Verstappen abandonó a causa de un accidente con Lewis Hamilton, el ganador de la competición. En ese sentido, Red Bull salió en defensa de sus dos pilotos.

Checo finalizó decimosexto en Silverstone

En primera instancia, la preocupación de Red Bull gira en torno al incidente que dejó fuera a Max Verstappen, cuando Lewis Hamilton le impactó en la rueda trasera derecha, enviándolo contra el muro a más de 300 kilómetros por hora. El piloto británico fue sancionado con diez segundos, pero igualmente se hizo con la victoria.

De esa manera, Red Bull cuenta con la telemetría de Mercedes, y determinó que el piloto del equipo alemán llegó a la curva a una velocidad más alta que en el transcurso de la carrera. Así es como determinaron que hubiese sido imposible evitar el choque con Verstappen por más que este se abriera. El equipo alega que la mencionada evidencia refleja la negligencia de Hamilton.

Ya que el equipo Red Bull no puede cambiar la penalización, Helmut Marko reconoció que contratarán asesoría legal para establecer el rumbo que podría tomar el equipo en señal de protesta. De igual manera ocurre con el caso de Checo Pérez.

Checo protagonizó una lucha contra Kimi Raikkonen

“La sanción fue ridícula, pero tal vez sea culpa del reglamento. Es necesario revisarlo, porque Checo Pérez recibió diez segundos de sanción en un contacto donde ningún monoplaza sale disparado. Podrían haber elegido 10 segundos de Stop and Go, pero no lo hicieron. Nuestro abogado tiene que investigar qué podemos hacer en la actual situación, dentro del derecho deportivo. Ha sido una suerte que a Max no le haya ocurrido nada grave y posiblemente el coche y el motor están destrozados. No se puede consentir. Una carrera de suspensión estaría más que justificada”, confirmó el mandamás del equipo austriaco.

Mientras tanto, el piloto tapatío se prepara para el Gran Premio de Hungría, a disputar el próximo primero de agosto. El objetivo de Checo es asegurar su continuidad en el equipo de la bebida energética.